Unsigned Advice

Cómo crear ritmos: conceptos básicos para principiantes

Producción
Cómo crear ritmos: conceptos básicos para principiantes
July 29, 2022
Hacer tus propios golpes puede ser una experiencia divertida y gratificante, pero también puede ser un poco cauteloso si no sabes por dónde empezar. En este artículo esbozaremos lo básico para principiantes, para que puedas empezar a hacer tus propios golpes hoy.

Los ritmos son la base de cualquier buena canción, por eso es importante que sean correctos. Pero no te preocupes, con un poco de práctica estarás creando ritmos geniales en muy poco tiempo. ¡Empecemos!




¿Qué necesitas para hacer ritmos?

Para hacer un ritmo, necesitarás algunos equipos básicos. En primer lugar, necesitará una computadora o computadora portátil con algún tipo de software de edición de audio. Logic Pro X, FL Studio y Ableton Live son opciones populares.

Algunos de los programas pueden ser caros, pero también hay algunos programas gratuitos disponibles, como Audacity. Una vez que haya configurado el software, necesitará otras herramientas básicas para comenzar. También puede intentar utilizar Herramientas de producción de IA para ayudarte a crear canciones.

Algunas de las herramientas que he mencionado son opcionales, pero pueden ayudarte a terminar tus pistas más rápido y/o llevarlas al siguiente nivel.


1. Biblioteca de muestras

Una biblioteca de muestras es una colección de sonidos que puedes usar para crear tus ritmos. Hay muchos tipos diferentes de bibliotecas de muestras disponibles, pero para los principiantes, recomiendo empezar con un paquete de muestras de Hip Hop/Trap.

Estos paquetes suelen incluir una amplia variedad de muestras de batería, percusión y melodías que puedes usar para crear tus ritmos. Una vez que tengas una biblioteca de samples, puedes empezar a ensamblar tus ritmos.


2. DIBUJAR

UN Estación de trabajo de audio digital (DAW) es un software que puede usarse para grabar, editar y crear tus ritmos. Hay varios DAW en el mercado, por lo que tendrás que investigar un poco para determinar cuál es el más adecuado para ti. Sin embargo, este programa te permitirá mezclar y superponer muchas pistas de instrumentos para producir tu propio ritmo.


Cómo hacer ritmos - Digital Audio Workstaton


Es importante tener una comprensión básica de cómo funciona tu DAW antes de empezar a crear ritmos. De lo contrario, es probable que te sientas frustrado y te des por vencido incluso antes de empezar.

MEJOR CONSEJO: Te recomiendo leer el manual o ver algunos tutoriales en línea para aprender los conceptos básicos de la DAW que elijas.


3. Controlador MIDI

UN Controlador MIDI es un equipo opcional que se puede usar para crear y tocar tus ritmos. Hay muchos tipos diferentes de controladores MIDI disponibles, por lo que tendrás que decidir qué funciones son las más importantes para ti.

Algunos controladores MIDI vienen con una tarjeta de sonido integrada, mientras que otros no. Recomiendo comprar un controlador MIDI con al menos 25 llaves y 8 almohadillas.


4. Secuenciador de ritmos

Un secuenciador de ritmos es una herramienta que te permite crear, editar y organizar ritmos.

Hay muchos tipos diferentes de secuenciadores de ritmos disponibles, que van desde los simples y básicos hasta los complejos y sofisticados. El tipo de secuenciador de ritmos que elijas dependerá de tus necesidades y preferencias.

La mayoría de los secuenciadores de ritmos vienen integrados en la mayoría de los DAW, pero difieren en diseño y sensación. Asegúrate de probarlos para ver cuál te parece mejor.

Es importante tener en cuenta que usted no necesito un secuenciador de ritmos para crear ritmos. Puedes crear ritmos con cualquier tipo de software de edición de audio.

Sin embargo, un secuenciador de ritmos puede facilitar mucho el proceso de creación y organización de ritmos. Incluso puedes cuantificarlos para asegurarte de que tus patrones de batería estén al ritmo.


5. Auriculares

Los auriculares son un esencial pieza de equipo para cualquier productor musical.

Te permiten escuchar tus ritmos con claridad, precisión y sin distracciones.


Cómo hacer beats - auriculares


El tipo de auriculares que elijas depende totalmente de ti. Hay muchos tipos y marcas diferentes disponibles, por lo que es importante que investigues para encontrar el par adecuado para ti.

MEJOR CONSEJO: Te recomiendo que te pongas unos auriculares con la parte trasera cerrada para que puedas escuchar tus ritmos con precisión sin que entre el ruido exterior.


6. Software de mezcla y masterización

Una vez que hayas creado tus ritmos, tendrás que mezclarlos y masterizarlos.

Mezcla de audio es el proceso de ajustar los niveles de cada pista de tu ritmo. Esto incluye aspectos como el volumen, la panorámica, el ecualizador y la compresión. Masterización de audio es el proceso de finalizar tus canciones y prepararlas para su publicación.

Hay muchos programas de software y herramientas diferentes disponibles para mezcla y masterización. Algunos de los más populares son Neutron, Ajustes vocales de WAVMonopolyy Ozone.



¿Qué hace que un ritmo sea bueno?

Hay algunas cosas que hacen que un ritmo sea bueno.

En primer lugar, debe ser algo que disfrutes escuchando. También debería ser bien elaborado y tener un buena estructura general.

Otra cosa importante a tener en cuenta es la compás de tu ritmo. El tempo es la velocidad a la que se reproduce tu ritmo. Es importante encontrar un tempo que te resulte cómodo para escuchar y trabajar con él.

Encontrar la combinación adecuada de variación y repetición es un aspecto crucial para crear buenos ritmos. El oyente puede aburrirse si no hay variedad (y lo más probable es que pase a la siguiente canción).

Los productores necesitan encontrar un buen equilibrio entre variación y repetición en su música para que sea interesante pero fácil de entender para alguien que no sabe mucho de música.

Búsqueda de un equilibrio entre técnica y emoción es más crucial que nunca en el ámbito de la creación de ritmos, donde la repetición puede resultar abrumadora.

Por último, tus ritmos deberían ser original y único. No tiene sentido hacer un ritmo que suene exactamente como el de otra persona. Sé creativo y experimenta con diferentes sonidos e ideas.



Cómo crear ritmos en 7 pasos

Ahora que sabes lo básico, es hora de empezar a crear tus propios ritmos. Sigue estos siete pasos para empezar:


Paso 1. Define tu ambiente

Antes de empezar a crear ritmos, es importante dar un paso atrás y definir tu estilo.

- ¿Qué tipo de música intentas hacer?

- ¿Qué tipo de emociones quieres evocar?

- ¿Quién es tu público objetivo?


Responder a estas preguntas te ayudará a reducir tu enfoque y a facilitar mucho el proceso de creación de ritmos.

Es una buena idea pensar en el estado de ánimo que buscas antes de sentarte a crear un ritmo, ya que esto te ayudará a seleccionar el sonido y a determinar el adecuado LATIDOS POR MINUTO para tu proyecto.

Antes de empezar a crear un ritmo, piensa en la atmósfera que quieres lograr. Esto te ayudará a seleccionar el BPM correcto para tu proyecto y a determinar la selección de sonido adecuada.


Cómo hacer ritmos - metrónomo


El tempo de una canción puede alterar por completo la sensación de un ritmo, así que elige un tempo que sea apropiado para el género y el estilo que deseas transmitir. También es importante tener en cuenta el público objetivo a la hora de elegir un tempo.

Por ejemplo, si vas a crear un ritmo para una canción de club, querrás elegir un tempo más rápido para que la gente pueda bailarlo.

Por otro lado, si estás creando un ritmo para una pista más relajada, es posible que desees elegir un tempo más lento.

Para ayudarte a encontrar un BPM del ambiente que deseas, busca una canción que sea similar a la que quieres crear como referencia. Luego colócala en un Buscador de BPM para encontrar el tempo y empezar tu ritmo desde ahí.


Paso 2. Crea una línea de bajo

La línea de bajo es una de las partes más importantes de un ritmo. Establece las bases para el resto de la pista y le da su sensación general.

Crear una buena línea de bajo se trata de encontrar el equilibrio adecuado entre simplicidad y complejidad.

No querrás que tu línea de bajo sea demasiado simple, o de lo contrario se perderá en la mezcla. Pero tampoco querrás que sea demasiado compleja, de lo contrario eclipsará los demás elementos de tu ritmo.

Encontrar ese equilibrio perfecto es la clave para crear una gran línea de bajo.

Hay un pocas cosas a tener en cuenta a la hora de crear una línea de bajo.

Primero, querrás elegir un sonido de bajo que complemente el resto de tu ritmo. Si no estás seguro de qué tipo de sonido elegir, comienza por experimentar con diferentes sonidos de graves hasta que encuentres uno que te guste.

Una vez que hayas elegido un sonido, es hora de empezar a crear tu línea de bajo. Una buena forma de empezar es encontrar una melodía simple que te guste y luego desarrollarla.

Una vez que estés satisfecho con tu línea de bajo, es hora de pasar al siguiente paso.


Paso 3. Añadir tambores

Los tambores son otro elemento importante de un ritmo. Proporcionan el ritmo y hacen que la pista avance. Al elegir la batería para tu ritmo, es importante encontrar un equilibrio entre la simplicidad y la complejidad.

No querrás que tu batería sea demasiado compleja o, de lo contrario, no habrá espacio para que el artista fluya sobre ella. Encontrar el patrón perfecto es la clave para lograr un ritmo perfecto.

Hay un pocas cosas para tener en cuenta a la hora de elegir la batería para tu ritmo.

En primer lugar, asegúrate de que el sonido de la batería complementa el resto de la pista. Si no estás seguro de qué tipo de sonido elegir, empieza por escuchar otras pistas de tu género y comprueba qué tipos de batería utilizan.


Cómo hacer ritmos - añadir batería


Una vez que hayas encontrado algunas pistas que te gusten, intenta imitar el sonido de su batería a tu propio ritmo.

Otra cosa a tener en cuenta a la hora de elegir la batería es el tempo. El tempo es la velocidad a la que se va a reproducir la pista.

Querrás asegurarte de que el tempo de la batería complemente el tempo del resto de la pista. Si no estás seguro de qué tempo elegir, empieza por escuchar otras pistas de tu género y comprueba qué tipo de tempo suelen utilizar.


Paso 4. Agrega elementos melódicos

El siguiente paso es añadir algunos elementos melódicos a tu ritmo. Pueden ser cualquier cosa, desde una simple melodía de piano hasta una línea de sintetizador más compleja.


Cómo hacer ritmos - añadir elementos melódicos


Lo importante es elegir sonidos que complementen el resto de la pista. De nuevo, empieza por escuchar otras canciones de tu género y comprueba qué tipos de elementos melódicos utilizan.

Una vez que hayas encontrado algunas pistas que te gusten, intenta imitar el sonido de sus elementos melódicos a tu propio ritmo.

Una última cosa a tener en cuenta a la hora de añadir elementos melódicos es la clave. La clave es la nota en la que se va a reproducir la canción.

Debes asegurarte de que las notas que utilizas para tus elementos melódicos estén en la misma tonalidad que el resto de la pista.

Si no estás seguro de en qué tonalidad se encuentra tu pista, una buena regla general es empezar con la nota fundamental de los acordes que estés usando.

Por lo tanto, si tus acordes están en la tonalidad de Do, tus elementos melódicos también deberían estar en la tonalidad de Do. Esto ayudará a que tu pista suene coherente y evitará que suene demasiado aleatoria.


Paso 5. Rellene los huecos

Una vez que hayas añadido todos los elementos principales a tu ritmo, es hora de rellenar los huecos. Aquí es donde añadirás elementos como el ambiente, los efectos y las transiciones.

El objetivo aquí es hacer que tu pista suene pulida y profesional.

De nuevo, empieza por escuchar otras canciones de tu género y comprueba qué tipos de relleno de ritmo utilizan.

Una vez que hayas encontrado algunas pistas que te gusten, intenta usar sonidos y atmósferas similares en tu propio ritmo.

Una buena forma de añadir ambiente a tu pista es utilizar un reverberación complemento. La reverberación es un efecto que simula el sonido de un espacio específico.

Puede añadir profundidad y dimensión a tu pista, haciendo que suene más atmosférica. Para añadir un plugin de reverberación, simplemente insértalo en un canal no utilizado de tu DAW.


Cómo hacer ritmos: rellena los huecos


Luego, envía un poco de la señal de cada uno de tus canales al plugin de reverberación. Esto le dará a tu canción una sensación de espacio y hará que suene más pulida.

Lo último que querrás hacer es añadir algunas transiciones. Las transiciones son elementos que ayudan a suavizar las transiciones entre las diferentes secciones.

Una buena forma de añadir una transición es utilizar un fundido cruzado. Un crossfade es un efecto que atenúa un sonido mientras se atenúa otro.

Para añadir un crossfade, simplemente insértalo en un canal no utilizado de tu DAW. Luego, envía la señal desde uno de tus canales al plugin crossfade.

Esto te permitirá atenuar una sección de la pista mientras lo haces en otra. Esto ayudará a que tu pista suene más fluida y profesional.


Paso 6. Finalizando el ritmo

Una vez que hayas añadido todos los elementos básicos a tu ritmo, es hora de empezar a finalizarlo. Aquí es donde añadirás elementos como variaciones y complementos.

El objetivo aquí es hacer que tu canción suene más interesante y única. Una forma de añadir variaciones a la pista es cambiar la melodía.

Prueba agregar nuevos instrumentos o sonidos a la mezcla. También puedes cambiar los ritmos de la batería o añadir efectos como la reverberación y el delay.

Rellenos son otra excelente manera de añadir interés a tu ritmo. Suelen ser sonidos cortos de percusión que ayudan a rellenar los huecos entre los elementos principales de la pista.

Agregar complementos puede ayudar a que tu ritmo suene más pulido y profesional. Experimenta con diferentes sonidos y ritmos para encontrar el que mejor se adapte a tu canción.

Cuando estés satisfecho con tu ritmo, es hora de empezar sumando y mezclar voces u otros instrumentos. Aquí es donde realmente puedes empezar a ser creativo y hacer tuya tu canción.

Recuerda: NO hay reglas cuando se trata de hacer música. Así que sigue adelante y experimenta hasta que encuentres un sonido que te guste. Con un poco de práctica, ¡crearás ritmos como un profesional en muy poco tiempo!


Paso 7. Mezcla y domina tu ritmo

Una vez que hayas terminado de añadir todos los elementos a tu ritmo, es hora de mezclarlo y dominarlo. Aquí es donde ajustarás los niveles de tus diferentes pistas y añadirás efectos como la compresión y la ecualización.

El objetivo aquí es hacer que tu pista suene lo más pulida y profesional posible. Empieza por escuchar tu canción y observa cómo suena.

¿Los tambores están demasiado altos? ¿La voz es demasiado suave? Ajusta los niveles de las pistas hasta que suenen equilibradas.


Cómo hacer ritmos: mezcla y masterización


A continuación, añade efectos como compresión y ecualización para ayudar a dar forma al sonido de la pista. La compresión ayudará a igualar los niveles de la pista, haciendo que suene más consistente. Cuando estés satisfecho con la forma en que suena tu pista, llega el momento de exportarla.

Este es el último paso del proceso y es donde guardarás la pista como un archivo que se puede reproducir en cualquier reproductor multimedia.

Para exportar tu pista, simplemente ve al menú Archivo de tu DAW y selecciona Exportar. Luego, elige el formato en el que deseas exportar tu pista y haz clic en Guardar.

¡Eso es! Ahora has aprendido a crear un ritmo de principio a fin. Con un poco de práctica, ¡estarás produciendo temas con un sonido profesional en muy poco tiempo!



Empieza a crear tus propios ritmos

La mejor manera de aprender a crear ritmos es simplemente empezar a crearlos. Experimenta con diferentes sonidos y ritmos, y no tengas miedo de probar cosas nuevas.

Cuanto más practiques, mejor lo harás. Y quién sabe, ¡puede que se te ocurra el próximo gran éxito!

Esperamos que este artículo te haya dado una comprensión básica de cómo crear ritmos. Si estás listo para empezar a hacer música seria, consulta nuestros otros artículos sobre producción y diseño de sonido.

Como siempre, no dudes en ponerte en contacto con nosotros si tienes alguna pregunta. ¡Estamos aquí para ayudarte!


Cómo crear ritmos: conceptos básicos para principiantes

Music Promo
¿Quieres obtener una distribución increíble, funciones estándar del sector y consejos para impulsar tu carrera? Únete a Ditto Music, la solución verdaderamente independiente para músicos.
ÚNETE AHORA

Boletín

Recibe los últimos consejos sin firmar, directamente en tu bandeja de entrada.
¡Gracias! ¡Se ha recibido tu envío!
¡Uy! Algo salió mal al enviar el formulario.
¡Nuestro boletín está repleto de consejos, trucos y trucos para llevar tu carrera musical al siguiente nivel!

Publicaciones relacionadas

+ Comentarios

Back to top